Tiempo estimado de lectura:

Sobre el tema de garantías y demás, os comento. Al parecer, si compras en una tienda física Apple, por ley, te ofrecen los dos años de garantía de rigor, pero no es así si lo haces a través de la web o a través de otra tienda. En ese caso Apple solamente cubre el primer año y la tienda donde lo compraste el segundo. Dicho así parece hasta razonable.

En mi caso, compré mi portátil por internet en la página web de Apple en noviembre de 2010, por lo que en situaciones normales estaría fuera de garantía. Por fortuna, se me ocurrió comprar el Apple Care Protection Plan, la extensión de garantía de Apple, que cubre hasta un tercer año, en el que ahora se encuentra el portátil.

Desde hacía algo más de un mes, mi portátil había bajado el rendimiento de su batería hasta el 50%, de golpe y porrazo así que, confiado en que todavía me quedaba garantía, ayer me acerqué con mi señora al centro comercial Plaza Norte 2 previa cita en el Genius Bar aprovechando que tenía que hacer unos recados por la zona.

Iba con la idea de elaborar un plan de acción para no tener que dejar mucho tiempo mi portátil en el servicio técnico, ya que lo utilizo todos los días, así que me quería coordinar con Apple para que pidiesen la pieza y la cambiasen en España sin tardar más de un día o dos.

Para mi sorpresa, el amable técnico de Apple me comentó que no sólo podían realizar la sustitución de la batería, sino que disponían de una batería para mi modelo de portátil en la propia tienda, así que en un rato lo tendría reparado.

Lo primero que hizo el técnico fue arrancar mi portátil en modo network para cargar el software de diagnóstico de Apple, que confirmó que la batería estaba dañada. Además, pasó un test a la tarjeta gráfica, ya que había partidas de portátiles del año 2010 que se habían visto afectadas por un fallo en la misma. Por fortuna no fue mi caso, pero aunque así hubiese sido, la extensión de garantía me hubiese evitado cualquier coste adicional.

Una vez pasado el test y firmados los papeles de entrega del equipo, mientras yo hacía mis recados, me cambiaron la batería y, al finalizar la reparación, me enviaron un correo electrónico.

Para la recogida del equipo, todo correcto; con mucho sentido común me pidieron el DNI para comprobar que no me había encontrado el resguardo tirado por ahí y que yo era quien decía ser. Además, comprobaron que el equipo arrancaba y resolvieron las pocas dudas que me quedaban.

En cuestión de un par de horas tenía un portátil de casi 3 años con una batería completamente nueva y con la seguridad de que no está afectado por un fallo de tarjeta gráfica que implicaría el cambio de toda la placa base, con el consiguiente coste.

En todo momento me sentí tratado como alguien importante para ellos. No me cansaré de repetirlo: el cliente es el principal activo de las empresas. ¿Qué han conseguido conmigo? Ganar puntos y que escriba sobre ellos positivamente, a pesar de que sus productos no son los más baratos precisamente.

Creo que han sido 350€ muy bien invertidos, a pesar de que el valor de la batería no supera los 150€. ¿Por qué? Por lo que hubiese podido pasar.

Blog Logo

Carlos Escribano

Desarrollador Web desde hace 10 años. Me gusta resolver problemas de forma ingeniosa. Saber más.

Vida y milagros de un desarrollador web

carlosescribano.com

Volver al Inicio