Tiempo estimado de lectura:

Desde septiembre de 2012 conduzco un scooter Kymco Superdink de 125cc con la convalidación del permiso de conducir automóviles (el B).

Estoy encantado con mi motocicleta. Nunca me ha dado ningún problema mecánico y, cada día que pasa, va mejor (ahora mismo tiene poco más de 20.000km y yo la compré de segunda mano con 32km). El problema de esta moto es que en carretera no puedes adelantar ni a los camiones, y no pensemos ya en hacer rutas o meternos siquiera en la M-40.

Motivos para obtener el permiso A2

El principal motivo es la seguridad. Después de casi dos años conduciendo por la ciudad y por vías no demasiado rápidas (M-30 como mucho) mi experiencia me dice que en una moto como mejor sales de los apuros es acelerando. Si para adaptarte a la velocidad de la vía tienes que llevar a tope el motor, no tienes potencia para reaccionar en caso de que alguien te achuche intentando meterse en tu carril, o simplemente para acelerar y salir del ángulo muerto del que llevas al lado. Aparte, los frenazos en moto son muy peligrosos, máxime si tu moto no lleva ABS, que es un dispositivo que recomiendo encarecidamente. A mi me ha salvado de más de un disgusto, aunque a veces alargue un poco la frenada.

Otro motivo es, sencillamente, poder realizar desplazamientos más largos por los alrededores de Madrid, admirando el paisaje y disfrutando sin sentirme encerrado en una caja de metal con ruedas. Es una forma de ocio como otra cualquiera.

Elección de la autoescuela

Gracias a la crisis el mundo de las dos ruedas está de moda otra vez. La gasolina está muy cara y la moto ofrece una forma relativamente barata de desplazarse a diario por el mundo. Salvando, claro está, que hay que desembolsar el dinero de la compra de la moto, que es una inversión difícil de amortizar si compras la motocicleta nueva, como sucede con los coches, aunque las motos sean por lo general más baratas.

Muchos tendréis una autoescuela por vuestro barrio que a lo mejor oferta la obtención del carnet de moto. Eso es muy cómodo, pero yo os recomiendo que busquéis por Internet, puesto que hay alternativas bastante interesantes.

Tras mucho investigar, veía que las autoescuelas convencionales tenían precios demasiado abultados para mi presupuesto (o me pillaban tan lejos que me iba a ser imposible acudir a las clases a horas normales). Encontré dos autoescuelas muy interesantes por precio y por claridad de sus páginas web, donde explicaban todo con bastante detalle, y porque eran muy claros con los precios y lo que incluían. Esto me gustó porque en muchas autoescuelas te apuntas pero no queda claro lo que vas a pagar.

Al final me decidí por Motocarnet Q5, una autoescuela que tiene sus oficinas en Leganés, en la Urbanización Arroyo Culebro. En su página web encontrarás mucha información acerca del carnet A2 e incluso demostraciones en vídeo de cómo es el examen en circuito. Si alguna vez has visto un coche rosa siguiendo una moto (también rosa) por las carreteras de Madrid, seguro que eran ellos.

Los precios me parecieron muy buenos y la cercanía que transmitían a nivel online me dio mucha confianza. Sobre todo porque las sonrisas de alegría de la gente que aparece en el blog en las fotos de grupo no se pueden inventar.

Por último me dejé llevar por mi Intuición™, que no suele fallarme, y que me decía que me tenía que apuntar a esta autoescuela.

Matriculándome en la autoescuela

Tardé un tiempo en visitar la autoescuela para informarme antes de tomar la decisión final. No sabía si me estaba precipitando y estaba nervioso. Sacarse el carnet de moto es dedicarle tiempo y dinero a algo que, una vez empiezas, no debes dejar hasta que lo consigues o lo dejas como imposible.

Finalmente me acerqué a la autoescuela el 24 de abril de 2014, jueves. Me atendió María José muy amablemente y Richard, uno de los profesores, me explicó todas las posibilidades que tenía a la hora de sacarme el carnet de conducir. Por supuesto, todos los precios que aparecen en este artículo son los que estaban vigentes en la fecha en que fue escrito, así que nada de reclamaciones, que os conozco.

Para sacarme el teórico podía hacerlo de dos maneras:

  1. Pagando 50€ y las tasas de tráfico (89,90€) a la autoescuela y ellos lo gestionaban todo y me daban el libro de teoría y acceso para hacer los tests online.
  2. Haciendo el examen por libre pagando las tasas de tráfico y luego el traslado de expediente (8€) a la autoescuela, necesario para poder hacer las prácticas.

Luego me explicó que cada uno de los dos exámenes prácticos tenía un coste de 50€ (imagino que de tasas). Para las clases prácticas había dos precios (IVA incluido):

  • 19€ por cada clase de 30 minutos de circuito.
  • 43€ por cada clase de 45 minutos de circulación.

Aparte, tenía que pasar un examen psicotécnico. Ellos ya tenían una clínica concertada, así que por 20€ una cosa menos.

Total, que viendo todo tan claro, al día siguiente fui a apuntarme, pagué, me llevé mi libro de teoría, me hice el psicotécnico y me perdí tanto a la ida a la autoescuela, como a la vuelta a mi casa, todo por intentar no coger autopistas con mi moto de 125cc. Perderme es mi sino.

El presupuesto

Antes de matricularme, obviamente, organicé el dinero que tenía ahorrado para repartirlo en función de los precios de las tasas, las presentaciones a examen y las clases que quería dar. Tenía muy claro que debía ser muy profesional y no precipitarme a la hora de presentarme a un examen, ya que el presupuesto era muy ajustado y no podía alargar mucho la obtención del carnet (me desanimaría o sería mi ruina).

Tenía ahorrados 610€, así que ese sería mi presupuesto. Finalmente me pasé en casi 200€, gastando en total 797,40€. Tienes que contar con que las cosas pueden salir mal, y pensar fríamente en qué inviertes tu dinero.

Los gastos finalmente fueron estos:

Concepto Precio
Unitario
Cantidad Precio Total Parcial
Examen
Teórico
Material Didáctico 50€ 1 50€
Psicotécnico 20€ 1 20€
Tasas Tráfico 89,40€ 1 89,40€ 159,40€
Examen
Maniobras
Clases 30' Pack 10 152€ 1 152€
Clases 30' 19€ 4 76€
Examen 50€ 2 100€ 328€
Examen
Circulación
Clases 45' Pack 3 108€ 1 108€
Clases 45' Pack 5 152€ 1 152€
Examen 50€ 1 50€ 310€
Total 797,40€

El examen teórico

Estudiar el examen

El libro que me dieron en la autoescuela es el de Etrasa y corresponde con la web de tests de NovaTest. En mi caso era para el teórico específico de moto, ya que yo ya tenía un permiso de circulación. Si el A2 es tu primer permiso, tendrás que hacer un examen más largo y que no sé cómo va.

Respecto a la organización del temario, el libro está muy bien estructurado: los temas son todo lo resumidos que pueden ser y hay un test al final de cada uno de ellos.

Como cada maestrillo tiene su librillo, solamente voy a hacer algunas observaciones:

  • Léete el libro de cabo a rabo y haz los tests correspondientes después de cada tema. Intenta no dejarlo a medias.
  • Los temas te los aprendes solo con leerlos a poco que hayas conducido un coche o una moto de poca cilindrada y la mecánica se te de un poco bien. Con un poco de imaginación entenderás bien el funcionamiento de los motores de dos y cuatro tiempos.
  • Los tests online incluyen los tests del libro. Los llaman tests programados. Así que no hace falta que guarrees el libro o que te hagas un excel para las respuestas como el friqui que escribe estas líneas. Todo por no querer saltarme pasos y así no empezar con los tests hasta no haberme forzado a leer el libro.
  • Dale varias vueltas a los tests online, aun cuando te salgan bien.
  • El día del examen no hagas tests. Relájate. Ya te lo sabes.

El día del examen

El viernes 9 de mayo me examiné del teórico. El examen era a las 13:45, aunque yo me planté en el centro de exámenes de Móstoles un buen rato antes para hacerme a la idea de dónde me examinaba.

Para quienes se examinen allí, decir que hay parking gratuito para visitantes y que normalmente hay sitio de sobra donde dejar el coche.

El examen se hace por ordenador, en una pantalla táctil, aunque conviene llevar bolígrafo por si se estropea el sistema informático. Para las 20 preguntas hay 20 minutos. Se tarda 5 minutos en hacer el examen, así que hay tiempo para repasar. ¡No te olvides el DNI!

Yo salí de los primeros y aprobé con un único fallo en una pregunta que me debería haber sabido, pero que no aparecía en el libro ni en los test. Así que no os confiéis, ya que las preguntas no son iguales que en el libro, pero casi.

El teórico específico de moto se puede aprobar a poco que estudies.

El examen de maniobras

Si os habéis fijado en mi presupuesto, el gasto de presentación al examen de maniobras indica que me presenté dos veces. Ahora os cuento por qué.

Imagen del circuito de examen tomada de la web de Motocarnet Q5

La Ele

La Ele no es lo mismo que la Helen, no. La prueba consiste en meter la motocicleta al empujón, con el motor parado, dentro de un espacio delimitado por líneas continuas formando una ele. Una vez dentro se mueve la motocicleta hacia atrás, girando el manillar, para volver a sacarla. Todo ello sin que la motocicleta toque las líneas, pues suspenderías el examen.

El circuito lento

Esta prueba no tiene límite de tiempo, y consta de 3 fases:

  1. Se arranca la moto y, en primera marcha, se atraviesan dos líneas paralelas de 6m de longitud, separadas entre si una distancia de unos 25cm, sin pisarlas con la rueda de la motocicleta.
  2. Una vez atravesadas las líneas comenzaremos a esquivar los jalones, que son unos palos que se mantienen en posición vertical gracias a una base redonda. Hay que comenzar esquivando el primero por la derecha y el resto en zig-zag. Los jalones no se pueden tocar. Además, dos líneas delimitan el área disponible para esquivar los jalones.
  3. Tras esquivar el último jalón hay que acelerar hasta una velocidad de aproximadamente 30km/h, meter segunda y frenar de forma controlada de modo que la rueda delantera quede entre 4 conos y sin sobrepasar la línea que delimita el final del circuito.

Algunos trucos que a mi me han ayudado:

  • La moto va al sitio donde miras, así que busca una buena referencia para atravesar las paralelas. En mi caso bastó con mirar al punto en que terminan las dos líneas.
  • Otro truco para pasar las paralelas es acelerar bien de modo que entres a las paralelas con suficiente velocidad para que la moto esté estable. Dentro de las paralelas no se puede acelerar, ojo, pero si frenar, que es lo que hay que hacer antes de atravesar el primer jalón.
  • No pases demasiado pegado a los jalones, hay sitio de sobra. Ah, y tus líneas delimitadoras son las más externas, las otras son para motocicletas de rueda pequeña (scooters).
  • Al frenar combina el freno trasero con el delantero, en ese orden. Utiliza los dos, que si el que construyó la motocicleta puso más de uno, por algo sería.

Por último, el truco psicológico: relájate; has repetido una y mil veces las pruebas del examen, te presentas porque lo haces a la perfección, tienes que mentalizarte seriamente de que lo vas a conseguir, puesto que te lo sabes de memoria. A mi me sirvió darme ánimos a mi mismo, irme diciendo durante la prueba: venga, acelera, vamos, que tú puedes, ahora gira, mira al siguiente jalón, gira, mira al siguiente jalón… y antes de ella: venga Carlos, vamos a demostrarle a estos inútiles lo que es manejar una motocicleta. Plantéatelo como si estuvieses haciendo una exhibición y quisieras dejar alucinado al personal presente.

Son motivos de suspenso directo:

  • Pisar las paralelas.
  • Pisar las líneas delimitadoras del área de esquiva de jalones.
  • Rozar o mover un jalón.
  • No meter segunda marcha (o que no se enteren, así que acelera bien y que se oiga).
  • Pasarse de frenada.
  • Poner el pie dos veces para mantener el equilibrio. Una se considera falta y está permitido una vez durante todo el examen.

Si te dejas los nervios en casa y tomas la iniciativa de tu examen, lo conseguirás.

El circuito rápido

Es un circuito de ida y vuelta que ha de hacerse en menos de 25 segundos. Consta de 4 fases:

  1. Aceleración y esquiva en zig-zag de conos separados unos 7m. Se permite frenar en este tramo.
  2. Giro de 180º para cambiar de sentido.
  3. Acelerar hasta una velocidad aproximada de 60km/h y esquivar un obstáculo representado por una fila de 3 conos, pasando por medio de 3 pares de mini-conos (o setas) sin tocar ninguno de ellos. Se puede frenar una vez rebasada la línea formada por los 3 conos.
  4. Frenada de emergencia.

En la tercera fase es donde tuve yo mi encuentro extraterrestre por el que tuve que repetir el examen.

En Motocarnet Q5 haces las prácticas con la misma motocicleta con la que vas a examinarte después. Suelen llevar 3 motocicletas (al menos en la época en que escribo este artículo): dos Honda CB250 y una Yamaha que creo que es una SR250. Son motocicletas muy pequeñas y muy ágiles, unos hierracos de cuidado, con todo tipo de caídas, pero muy resistentes. Además, tienen el ralentí configurado de tal forma que el circuito lento lo puedes hacer sin jugar con el embrague. La moto va sola.

Yo me examinaba con una de las Honda y nos habían colocado para que nos tocase nuestra motocicleta para hacer el examen. El chico que llevaba mi motocicleta antes que yo hizo el examen perfecto, pero el examen termina cuando dejas la moto donde comenzaste en perfecto equilibrio sobre la pata de cabra. Pues bien, el pobre se puso nervioso, pensó que había puesto la pata de cabra y se le calló la moto sobre el pedal de embrague.

Aunque el profesor comprobó que la motocicleta estaba bien, cuando me tocó cogí la otra motocicleta Honda, pensando que iba a ser igual. Nada más lejos de la realidad. Tenían las estriberas de tal modo que la postura de conducción no era a la que yo me había acostumbrado.

Aún así todo me salió bien hasta que, en el circuito cronometrado, al momento de decelerar solté el puño acelerador y éste no volvió a su posición inicial. En lugar de frenarse la moto, siguió acelerada y me comí una seta al intentar esquivar el obstáculo, con el consiguiente cabreo conmigo, por no coger mi moto, y con la moto, por fallar.

La siguiente vez que me presenté (la primera fue el 27 de mayo, la segunda el 3 de junio) me examiné con mi moto y lo bordé. Esto me lleva a hacer las siguientes recomendaciones:

  • Haz las prácticas con una autoescuela que lleve las motos de prácticas al examen.
  • Coge siempre tu moto aunque se haya caído. Si el profesor la ha examinado y dice que está bien, salvo que sea evidente que no, hazle caso.
  • Si tienes una moto pequeña y un pie grande, en el cambio de sentido te molestará para tumbar si lo llevas por debajo del pedal de cambio. Ponlo por encima cuando, tras arrancar, metas segunda marcha, pues no lo necesitas para nada hasta terminar la prueba (esta prueba se puede hacer en segunda de sobra).

Sobre las prácticas

Mucha gente se queja en internet de que tiene que correr más en el examen porque el circuito donde hacen las prácticas de la prueba cronometrada es más corto, o de que se le cala la moto en el examen porque hay una pendiente del 7% que no hay en su circuito de prácticas, que es en llano.

En Motocarnet Q5 utilizan el circuito de prácticas que tiene montado Autoescuela Arroyo en Barrio de la Fortuna (Madrid). Tiene la misma pendiente y las mismas dimensiones que el circuito de Móstoles.

En Motocarnet normalmente pagas las clases prácticas antes de darlas. En mi caso hicieron una excepción, ya que todo fue muy rápido, y compré un bono de 10 clases tras las 2 primeras clases. Como digo, es una excepción, pero quiero dejar bien claro el trato maravilloso de todo el equipo administrativo, así como de los profesores.

El profesor de maniobras se llama Óscar y es un buenazo. Parece que no te hace caso, pero te ve por el rabillo del ojo y está todo el rato con el cronómetro en la mano. Y si te tiene que llevar de paquete para explicarte el circuito desde la moto, lo hace.

Es muy importante que no te desanimes los primeros días de prácticas. En mi caso, con la tensión del primer contacto, los nervios, el sentido del ridículo que tiene el que se cree el rey del mambo encima del scooter… La primera sesión terminó conmigo completamente agarrotado. Tanto que me costaba girar la moto.

Salí del centro de exámenes completamente derrotado, bajo de ánimo y pensando que era imposible aprobar el examen o que me iba a tirar muchísimas horas practicando y que se me iba a ir el presupuesto a la porra.

Conforme pasaban las horas fui asimilando los acontecimientos y empecé a aplicar el pensamiento positivo que siempre me ha caracterizado. Por si te sirve, estas verdades me animaron bastante:

  • Nadie nace aprendido. En una hora había montado por primera vez en una moto de marchas, llegando a ponerme a 50Km/h y sorteando un obstáculo. Y todo sin caerme.
  • Había vivido por mi mismo lo que supone llevar una moto de marchas y sabía qué errores había cometido.
  • Haber estado todo el tiempo colocando conos me permitió familiarizarme con el arranque de la moto en primera.

No escatimes en estas clases, pues tienes que llevar el circuito aprendido de memoria y visualizarlo superpuesto al que vas a hacer el día del examen. Eso te dará más confianza. Cada clase es de media hora y lo normal, para que cunda, es dar las clases de dos en dos.

El examen de circulación

El examen de circulación dicen que es el más fácil, pero no está exento de dificultades.

La prueba consiste en circular con la motocicleta por donde te indique el examinador, que te sigue montado de copiloto en el coche de la autoescuela. El examinador te puede llevar por cualquier sitio y normalmente te pondrá a prueba en rotondas, calles con varios sentidos, señales que no serán obvias a primera vista, calles donde, como no te fijes, acabarás entrando en dirección prohibida…

Especialmente peligroso es que te toque un examinador maleducado con aires de superioridad. Si además te mete por Móstoles en horario de entrada o salida de alumnos en los colegios, es que te ha tocado la china.

En Motocarnet mi profesora era Amparo, que se las sabía todas. Me llevó por todos los sitios habidos y por haber y, de hecho, mi examen discurrió por zonas de Boadilla del Monte por las que ya había pasado.

Pocos trucos puedo dar yo que no os pueda dar cualquiera de los profesores de Motocarnet. Aprobamos todos menos un alumno que, al parecer, apuntaba maneras como para suspender desde las prácticas. Pero bueno, por decir alguno:

  • Coloca los espejos siempre antes de salir (no como yo, que el día del examen coloqué uno sobre la marcha y el otro hice como que veía).
  • Ojo a los pasos de cebra. La gente se tira.
  • Indica todo, hasta el sentido obligatorio.
  • Utiliza siempre el carril de la derecha si está disponible.
  • Entra a las rotondas por la derecha. Si lo haces por la izquierda procura salir de la rotonda habiendo desplazado la moto antes al carril derecho. Si no te da tiempo, te das otra vuelta a la rotonda.
  • Circula siempre al máximo de la vía si es posible manteniendo la distancia de seguridad. Alcanza rápido la velocidad máxima.
  • Mira mucho girando la cabeza. Los espejos suelen ser pequeños y con grandes ángulos muertos.

Yo me examiné el 10 de junio de este examen y, salvo una falta muy deficiente por no entrar en una rotonda cuando el vehículo que iba dentro iba por el carril interior, lo bordé. De hecho en la rotonda hice lo que mi profesora me dijo que hiciera siempre y ella misma discutió con el examinador, pues por su experiencia es lo que esperan el resto de examinadores. Pero no necesitó discutir demasiado, ya que estaba aprobado.

Conclusión

Como me dijo Amparo, parafraseando al Maestro Yoda: Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes.

Blog Logo

Carlos Escribano

Desarrollador Web desde hace 10 años. Me gusta resolver problemas de forma ingeniosa. Saber más.

Vida y milagros de un desarrollador web

carlosescribano.com

Volver al Inicio