Imagen obtenida de www.fw1.com.au



Tiempo estimado de lectura:

Hace unas semanas, mientras repostaba en la gasolinera, se me acercó un comercial ofreciéndome una demostración del producto de limpieza definitivo.

La verdad es que ya había visto antes este tipo de comerciales en distintas gasolineras de Madrid, y me intrigaba saber si realmente existía un producto así, de modo que le dije que esperara a que terminase de repostar y que me enseñase cómo se utilizaba.

¿Qué es FW1?

Por lo que me contó el comercial, FW1 (Fast Wax) es una mezcla de lubricantes y cera de carnauba que se inventó en Estados Unidos para su aplicación en los coches de NASCAR, donde no había mucho tiempo para esperar a que los vehículos se secaran. Amén de que seguro que, con tanto cable medio suelto como llevan, un manguerazo no es lo más recomendable.

¿Cómo funciona?

El comercial me preguntó dónde quería que aplicase el producto. Como yo no me fiaba ni un pelo le dije que probase en el guardabarros delantero, que tenía más mierda que el palo de un gallinero.

Mientras limpiaba mi guardabarros me explicó el procedimiento:

  1. Agitar bien el frasco.
  2. Aplicar un poco de producto (es un spray). Cuanto más tiempo permanezca el producto en la superficie, más eficaz será, aunque aconsejo no pasarse, por si acaso.
  3. Frotar con un paño de algodón, extendiendo el producto y usándolo como cualquier limpiador.
  4. Repasar con una bayeta de microfibra para sacar brillo a la superficie recién limpia.

Pues bien, el guardabarros quedó perfecto, brillante, precioso… y perfectamente encerado.

¿Que cómo funciona? Ni idea. Lo único que sé es que la suciedad terminó en el trapo de algodón. Yo me esperaba que con la cantidad de suciedad que tenía acabase generando algún tipo de lodo en la superficie del guardabarros, pero no, estaba perfectamente limpio.

Ni que decir tiene que me llevé a casa un pack promocional con un juego de bayetas de microfibra (aunque las del Mercadona son igual de estupendas), pero de eso hablaré enseguida.

Esa misma tarde decidí que había que limpiar la moto, que hacía meses que no la limpiaba, así que dejé los bártulos y me fui a otra gasolinera con chorros a presión.

He comenzado diciendo que no es recomendable, pero cuando la moto tiene exceso de suciedad a veces hay que hacer excepciones. Con un eurillo fue suficiente para quitar la capa de suciedad más superficial. A continuación tocaba frotar con nuestra nueva adquisición.

Sequé los carenados, los plásticos y la pantalla y comencé a aplicar FW1, sitiéndome como Daniel-San en Karate Kid: dar cera, pulir cera. Sin demasiado esfuerzo la moto quedó como los chorros del oro.

Apliqué con éxito el producto en:

  • Carenado, incluidos los faros
  • Pantalla
  • Salpicadero
  • Espejos retrovisores

Debería haber servido también para las llantas pero reconozco que se me olvidó. En general, cualquier superficie no porosa es susceptible de ser limpiada con este producto.

Precio

Ya llegamos a lo interesante. El precio oficial de este producto es de 40€ por bote de 496g, lo que me parece demasiado caro, como si lo importasen en patera o algo así.

El pack promocional de 2 botes que adquirí en la gasolinera me costó 55€, a 25€ por bote más 5€ por las bayetas. Sigue siendo caro, pero ya me parece pagable, y más teniendo en cuenta que cada bote debería dar para 3 o 4 lavados de un automóvil de tamaño medio. Así que para una moto ni te cuento lo que debería cundir.

Conclusión

Recomiendo probarlo, sobre todo ahora que están en promoción. En su página oficial puedes ver dónde tienen ubicados sus chiringuitos demostrativos. De esa forma, si te convence, puedes adquirir un pack a un precio mejor que en su web y, ya de paso, te limpian un poco la moto.

Espero que leer esto haga tu vida un poco más cómoda.

Blog Logo

Carlos Escribano

Desarrollador Web desde hace 10 años. Me gusta resolver problemas de forma ingeniosa. Saber más.

Vida y milagros de un desarrollador web

carlosescribano.com

Volver al Inicio